Milo y Jano pelean para tener el alta

Milo y Jano, los mellizos que conmueven a Exaltación de la Cruz, continúan internados y pelean día para obtener el alta médica.

Hace ya varias semanas, los niños, que padecen el Síndrome de Wiscott Aldrich, recibieron el esperado trasplante de médula osea por el que aguardaban desde que fue detectada esta rara enfermedad genética que afecta a uno de cada millón de varones nacidos vivos.

“Los chicos están internados en el hospital “Garrahan” y se mantienen estables, peleando una lucha que es día a día y a la espera del alta” le contó a La Semana, Héctor, uno de los tíos de los niños.

Los mellizos están en piezas separadas, uno acompañado por su madre y el otro por su padre. “No pueden tener contacto entre las piezas y nosotros, cuando vamos, sólo nos podemos acercar hasta la puerta del hospital”, explicó Héctor.

Ellos, junto a sus padres Belén y Nicolás, la pelean en el “Garrahan” y aquí todo un pueblo los acompaña con oraciones y buenos pensamientos, esperando recibirlos prontamente con los brazos abiertos.

Deja un comentario