La Semana Ya

Vías de comunicación segunda parte

Decrease Font Size Increase Font Size Text Size Print This Page


[HISTORIA POPULAR DE RIO LUJAN]
Por José Eduardo Bolzán

Llegamos en la nota anterior -del sábado 16 de enero- hasta el año 1937 cuando llega la ruta nacional numero 9.  Como decí-amos esto marca un antes y un después, ya que esto significo algo casi tan importante, como la llegada del ferrocarril en el siglo XVIII.
A partir de entonces quedábamos comunicados a través del asfalto con la Capital Federal, Campana, Zarate, y posteriormente con todo el país, ya no dependeríamos mas de los factores climáticos.
A la línea de colectivos Chevallier, en los años sesenta, se sumarian otras líneas como Micro Ómnibus Norte Sociedad Anónima (M.O.N.S.A) que era la línea 60, y mas tarde  S.C.O.T.A línea numero 4, luego se retiraría la línea 60  y comenzaría el Expreso Paraná S.A, línea 228.
En cuanto al camino Rio Lujan-Los Cardales, es el camino obligado de los lugareños, y de quienes nos visitan para adentrarse en la zona de Rio Lujan ya que es el único camino que recorre en toda su extensión de casi 10 kilómetros nuestra zona, si a este le sumáramos el denominado «Camino Del Canchillo», del cual hablamos en la primera parte de esta nota, tendría una extensión de mas de 15 kilómetros y uniría totalmente los humedales ribereños y la parte alta de Rio Lujan.
Decía que era el camino obligado por ser el único, y por él debían transitar todos los que venían a tomar el tren, o las líneas de colectivos que los llevaban a diferentes destinos; tambien por el circulaban todos los carros que traían la leche que produ-
cían los tambos que era la actividad prin-
cipal de la zona,  para ser enviadas
a los lecheros de Villa Ballester,Urquizao San Martin; y mas tarde a la cooperativa de tamberos de Campana (U.L.Y.T).
Era común ver en la estación sulkys, y
caballos atados a un riel que estaba sostenido por dos durmientes y que había sido colocado de exprofeso para tal fin, mientras que los que deseaban tomar el transporte automotor dejaban sus carruajes y caballos en los almacenes o en una casa que estaba cercana a la Ruta 9, donde anteriormente funcionaba la Escuela numero 4, ya por esta época la casa pertenecía a la familia Belelli, y mas tarde a Don Fernando Dallera, y su esposa Doña Maria Salbaniski.  Allí también los que venían a pie dejaban sus calzados de entrecasa, que se llenaban de polvo en épocas estivales o de barro después de las lluvias, y las reemplazaban por otro calzado mas acorde, para la ocasión
He comentado las dificultades para transitar este camino en épocas de lluvias ya que se tornaba prácticamente intransitable por las profundas huellas que dejaban el incesante transito de los carros, principalmente frente a lo que fuera la quinta «El Pinar» del doctor Zarate, que nosotros conocíamos como «El Parque», ya que los grandes eucaliptos que sombreaban la calle no permitían prácticamente que secara durante todo el invierno.
La gran solución llego cuando este camino fue entoscado en su totalidad y posteriormente en el año 1967 fue asfaltado, para este cometido trabajo una junta de vecinos encabezados por el General Eduardo A Señorans,  a quien se sumaron el Dr. Torres Astiguetta , Dr. Ceruti, Ing. Fonseca, Dr. Bhertret, Sr. Morgan, Reynal Ayerza, Heinbasch, entre otros.
Con esta obra se solucionaba definiti-vamente la incomunicación de esta zona, a ello hay que sumarle que cuando finalizaron las obras  en enero de 1968, se comenzó a vislumbrar la posibilidad de que ingresara una línea de colectivos que uniera Los Cardales con Rio Lujan, y el día 17 de marzo del mismo año comienza a circular  la línea de colectivos «El Progreso» de Saavedra y Mistorni que unía Campana-Rio Lujan-Los Cardales, luego vino otra compañía que hacía Escobar-Río Lján-Cardales  (linea 313), siendo  Ruta Bus la que cumple hoy en día el servicio.
Si la llegada del asfalto a nuestra zona nos trajo progreso, imaginemos lo que nos depararía la llegada la energía eléctrica en el año 1969, para esto también se formó una comisión de vecinos integrada por Dr Eduardo Astiguetta, Luis Heinbasch, Ing Rafael Boffil, Dr Salomón Israelit, Dr Horacio Bhertret, Dr Odriozola, Jacinto Burgos, Sarratea, Rodriguez, Castilla, Oscar Arricau, Angel Giles, Raul Corradi Alberto Larroca, Huber, Gerardo Giossa, Fonseca ,  entre otros,  el costo de la obra ascendió a $ 3.000.000 moneda nacional.

Registro de Propiedad Intelectual Nro 485785 Ley 11.723

Todos los derechos reservados. Si se utilizan contenidos de esta publicación habrá que mencionar la fuente.

Noticias que llegan, información que queda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>