Ad
Ad
Ad
Tag

Slider

Explorar

Esta semana hubo un nuevo accidente como consecuencia de un pozo de grandes dimensiones. La Provincia no la mantiene, y los camiones pasan con exceso de carga. La historia de un elefante blanco que nunca termina.

Una vez más la Ruta 6 se convirtió en una invitación a la tragedia, luego que un vehículo volcara como consecuencia de un bache de grandes dimensiones, ubicado en el centro de ese camino.

El hecho se produjo esta semana en cercanía de Los Cardales y como consecuencia del mal estado del camino, hay una persona gravemente herida, y otros dos pasajeros con numerosos golpes en el cuerpo. En tanto el vehículo ya no sirve: Volcó y se prendió fuego, con pérdidas totales.

No es la primera vez que se producen accidentes de esta naturaleza. Tiempo atrás y como consecuencia de la falta de iluminación, un vehículo “pasó de largo” en la rotonda de Los Cardales. Otra vez muertos y heridos.

La situación no es nueva y a la Provincia pareciera no interesarle. Casi ya no hay mantenimiento del camino, y nadie controla siquiera al transporte de carga, principal generador de roturas sobre las lozas de concreto.

Los únicos movimientos de obras viales se produjeron el año pasado, cuando el gobierno de Vidal decidió instalar dos cabinas de peaje, una por mano, con el objetivo de “financiar” el mantenimiento de la traza.

La queja vecinal y la situación política y económica impidió la instalación de las barreras. Así, sin nada que garantice una ecuación económica “interesante”, la Provincia parece haberse desentendido de todo, dejando a los conductores librados a su suerte.

En la foto que acompaña esta nota, puede verse a uno de los heridos del último accidente tendido en la banquina. En tanto otro de los ocupantes, con sus ropas rasgadas, intentaba entender qué fue lo que hizo que el auto volcara, sin pensar siquiera en un gran pozo en el medio de la autovía.