La Semana Ya

Seguridad

Decrease Font Size Increase Font Size Text Size Print This Page

Nuevos vecinos de un par de barrios privados de reciente creación ubicados sobre la Ruta 4, en jurisdicción del municipio de Campana, han venido alentando la idea de instalar en su inmediata proximidad el destacamento policial de Alto Los Cardales. Su preocupación surge, como es obvio, de la necesidad de protegerse ante el clima de inseguridad que se ha adueñado de nuestra vida cotidiana, y para ello estarían dispuestos a financiar tal emprendimiento. Se trata de una noticia que, en rigor, aún no lo es, toda vez que no ha trascendido el ámbito de conversaciones entre los recientes habitantes de esos barrios y alguna aproximación que alguno de ellos ha hecho a la autoridad municipal campanense competente en la materia. Pero ha sido suficiente para que los antiguos pobladores de la zona, que también comprende el Country Los Cardales, se hayan puesto en alerta. Tienen razón para ello.
El destacamento inaugurado en 1986 fue el resultado de una inquietud vecinal largamente sentida y se materializó con el solidario aporte del conjunto de la comunidad. Fue mucho el tiempo y el esfuerzo que demandó reunir los fondos necesarios para su emplazamiento y construcción. El municipio, también corresponde recordarlo, apenas contribuyó con una suma de dinero muy menor. Es, en consecuencia, una obra gestada en una voluntad colectiva y debidamente consensuada, por lo que tiene connotaciones de orden afectivo y de un marcado sentimiento de pertenencia.
Los nuevos vecinos de los barrios
Monet y Las Calandrias no pueden desconocer esa historia y esos sentimientos. Es legítimo que aspiren a garantizarse su propia seguridad; pero es evidente que deberán hacerlo atendiendo al interés general, ya que la policía cumple un servicio público financiado por el conjunto de los ciudadanos. En todo caso, bienvenida sea su voluntad de contribuir a mejorar o ampliar las instalaciones y recursos del destacamento existente, si esa es su decisión. Pero reclamar para sí tal servicio en desmedro de otros, sería tanto como imponer su conveniencia a golpe de billetera. No se puede ni debe concebirse una policía para grupos privilegiados con suficiente poder económico para determinar políticas públicas de seguridad. Pero además –como podría ser este el caso– ignorando la idiosincrasia de una comunidad a la que necesariamente habrán de integrarse.
Queremos creer que no prosperará lo que aún no tiene categoría de iniciativa concreta y debidamente formalizada. Si quienes han tenido la idea terminan comprendiendo que resultará más útil y eficaz para su propia seguridad el acuerdo con sus vecinos –en buena medida representados desde antaño por su Sociedad de Fomento–, seguramente podrán rentabilizar el esfuerzo económico que por lo visto están dispuestos a realizar, con la obtención de mayores niveles de seguridad. Para ellos y para todos.

Registro de Propiedad Intelectual Nro 485785 Ley 11.723

Todos los derechos reservados. Si se utilizan contenidos de esta publicación habrá que mencionar la fuente.

Noticias que llegan, información que queda

2 Responses to Seguridad

  1. Gladys Garcia octubre 24, 2010 at 9:08 pm

    ¡¡Que buena nota ! Como vecina de Alto Los Cardales me senti muy identificada con lo que escribieron, ya que lo sentimos de esa forma. Muchas Gracias. Y A los nuevos emprendedores, que por favor se ocupen de su propia seguridad en lugar de sacarle a los otros la seguridad que ya tienen. Si empiezan asi venimos mal. mal….

  2. minini octubre 25, 2010 at 2:06 pm

    En mi caso, comparto la nota al 100 por ciento, esperanto que los propietarios de los barrios Monet y Las Calandrias salgan a desmentir esta iniciativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>