La Semana Ya

Se aprobó en Diputados la modificación a la ley de Tránsito

Decrease Font Size Increase Font Size Text Size Print This Page

El proyecto había sido presentado en la Legislatura provincial hace cinco meses por el Senador Ricardo Bozzani. Ahora lo tiene que promulgar el Ejecutivo. Si le dan el visto bueno, el gobierno bonaerense deberá advertir la presencia de radares con 500 metros de antelación en todas las rutas provinciales.

La modificación del Código de Tránsito bonaerense está próxima a materializarse. El viernes de la semana pasada la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires dio despacho favorable al proyecto de ley presentado por el Senador provincial Ricardo Bozzani, del Frente para la Victoria, que establece la obliga-toriedad de fijar en todas las rutas bonaerenses señalizaciones para advertir sobre la existencia de instrumentos que midan la velocidad de los vehículos para sancionar por infracciones a los límites establecidos. Ahora resta el visto bueno del Ejecutivo.
La iniciativa (había recibido media sanción del Senado en diciembre del año pasado) del ex Intendente Muni-cipal de Exaltación de la Cruz llega en respuesta al reclamo de más de un centenar de vecinos que recibieron multas originadas por el exceso de velocidad en el kilómetro 84 de la Ruta 6, en cercanías del barrio cerrado San Jorge.
El proyecto sostiene que en el caso de los instrumentos cinemómetros y otros equipos o sistemas –fijos, móviles, automáticos, semiautomáti-cos o manuales– que se instalen en sectores donde las velocidades permitidas fueran inferiores a los límites máximos de velocidad fijados por el Artículo 51 de la Ley 24.449 (ver aparte), deberá señalizarse vertical-mente su existencia con una antelación mínima de quinientos metros a la zona de los elementos de detección de infracciones.
Para elaborar el proyecto Bozzani tuvo en cuenta los reclamos de los vecinos exaltacrucenses, que denunciaron la existencia de irregularidades en la fiscalización de velocidades máximas y que las infracciones habían sido labradas en condiciones inadecuadas y técnica-mente inválidas, puesto que las señales de velocidad máxima allí instaladas se contradicen (un cartel fija el límite en 60 kilómetros por hora y la pintura sobre el pavimento lo establece en 80) y su visualización no es clara.
Por eso en el escrito se aclara que la señalización deberá ser «claramente individualizada» por los conductores y deberá anunciar la velocidad máxima a respetar en el tramo comprendido. Además, en los sectores de semi autopistas o autopistas cuyas velocidades autorizadas se correspondan con el límite máximo fijado por el Artículo 51 de la Ley 24.449 «no será necesaria la señalización particularizada de los instrumentos y/o equipos encargados del control de velocidad. Sólo deberá colocarse señalización vertical que informe sobre la existencia de controles de velocidad en la arteria de que se trate».

Bozzani, contento
«Es muy gratificante el hecho de haber presentado en la Legislatura una solución para una inquietud generalizada y que ésta próximamente se convierta en Ley», celebró el Senador provincial Ricardo Bozzani al tomar conocimiento de la aprobación de su proyecto en la Cámara de Diputados.
El legislador recordó que el reclamo había sido «manifestado fuertemente» por los vecinos del distrito y se mostró contento por la aceptación que tuvo su proyecto en la Legislatura. «Fue sancionado en menos de cinco meses, todos entendieron el mensaje e, incluso, en el Senado había salido por unanimidad», refirió.

Hecha la Ley…
El Artículo 51 de la Ley de Tránsito 24.449 establece límites máximos de velocidad para transitar. En zona urbana determina que los vehículos podrán circular a un máximo de 40 km/h en las calles y a 60 en avenidas, en tanto que en las vías que cuenten con semáforos coordinados la velocidad máxima estará fijada por la coordinación de los mismos.
Para la zona rural establece que las
motocicletas, automóviles y camionetas no deben superar los 110 km/h; los microbús, ómnibus y casas rodantes motorizadas los 90, y los camiones, automotores con casa rodante acoplada y transportes de sustancias peligrosas, los 80. En semi autopistas se establecen los mismos límites que en la zona rural para los distintos tipos de vehículos, salvo el de 120 km/h para motocicletas y automóviles, y en autopistas el límite es de 130.
También se fijan límites máximos especiales para las «encrucijadas urbanas» sin semáforo, donde la velocidad precautoria nunca debe ser superior a los 30 km/h; en los pasos a nivel sin barrera ni semáforos el límite desciende a los 20 km/h; en proxi-midad de establecimientos escolares, deportivos y de gran afluencia de personas el tope de velocidad no debe superar los 20 km/h, y en rutas que atraviesen zonas urbanas el máximo es de 60 km/h.

Registro de Propiedad Intelectual Nro 485785 Ley 11.723

Todos los derechos reservados. Si se utilizan contenidos de esta publicación habrá que mencionar la fuente.

GUARDIA URBANA