La Semana Ya

Realidad y ficción

Decrease Font Size Increase Font Size Text Size Print This Page

[Los Mineros atrapados en la mina de Copiapó]
La tragedia de una mina chilena en Copiapó esta siendo cubierta por los grandes medios
nacionales e internacionales desde hace veinte días, cuando se produjo el derrumbe
que sepultó a treinta obreros. El oficio más peligroso y que más vidas se ha cobrado
desde que el hombre se adentro en las entrañas de la tierra para explorar y explotar
sus riquezas. Después de diecisiete días de completa incertidumbre y cuando los
pronósticos eran desesperanzadores los rescatistas lograron dar con el paradero de los
treinta mineros, para regocijo de sus angustiados familiares y la satisfacción tanto del
Presidente Sebastián Piñera como de los socorristas y el mundo entero.
Sin embargo, las tareas para poder rescatarlos de las profundidades, casi trescientos
metros, exigirán una paciente y ardua labor, que según las primeras estimaciones podría
demorar tres meses. Un zonda por donde se les envía agua, comida y oxígeno fue traída
desde Estados Unidos y los mantendrá con vida esta que un túnel que se excavará en
forma paralela llegue hasta estos curtidos mineros.
También una minúscula cámara de video y un micrófono que se introdujo por el zonda
permitirá monitorear y escuchar a los sepultados, pero también la comunicación con sus
familiares y a los planteles de profesionales que darán apoyo a una larga supervivencia
en las condiciones extremas.
La prensa permanecerá allí hasta que se produzca el rescate. Porque la noticia tiene una
particularidad extrema: su real singularidad.
En 1951, el director de cine Billy Wilder filmó Ace In The Hole, conocida aquí con
el título de Cadena de Rocas. Protagonizaron el film, Kirk Douglas y Jan Sterling.
El personaje que compone Douglas, Charles “Chuck” Tatum, es un reportero que es
despedido de un gran periódico de la ciudad de Nueva York, por sus notas amarillistas
y recala en Albuquerque, Nuevo México y se incorpora a un periódico pueblerino. En
medio de los largos días y noches pobladas de tedio se entera que un hombre, que tiene
un parador en la ruta, se cae a una vieja mina abandonada. Su habilidad de redactor
y su sagacidad elucubran una historia que rápidamente estalla en los grande medios.
Con la falsa actitud de convertirse en su salvador baja hasta donde se encuentra el
hombre atascado y toma las primeras fotos que le dan la exclusividad, prosecución
vital de cualquier integrante de la prensa. La crítica de este film de Wilder, que pone en
evidencia la desalmada actitud de la prensa mendaz y elucubradora, fue impactante.
El final de la película lo dejamos para que los cinéfilos intenten verla y revelar el
misterio. El mismo que hoy ronda la mina de Copiapó y que una ficción, casi sesenta
años atrás, pone a prueba la realidad de una tragedia.

Registro de Propiedad Intelectual Nro 485785 Ley 11.723

Todos los derechos reservados. Si se utilizan contenidos de esta publicación habrá que mencionar la fuente.

Noticias que llegan, información que queda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>