La Semana Ya

Megaproyecto

Decrease Font Size Increase Font Size Text Size Print This Page

La historia de la Humanidad es, entre otras cosas, una sucesión inacabable de agresiones al medio ambiente. Que dicho así, aún siendo cierto, supone ignorar que el hombre también forma parte –sustancial– de la ecología. No se entendería el mundo en que vivimos si tales «agresiones» no se hubieran cometido; los seres humanos tenemos esa capacidad, la de modificar nuestro entorno para garantizar la supervivencia de la especie y crear las condiciones para su evolución. Y esta ha sido una constante desde la aparición del Homo sapiens, sólo que hoy existe una mayor conciencia universal sobre la necesidad de preservar un necesario equilibrio entre el hábitat natural y el específicamente humano. Porque de no ser así terminaríamos convirtiendo en
inhabitable el planeta en que vivimos.
El tema viene a plantearse actualmente entre nosotros con particular preocupación a partir de conocer el proyecto de emprendedores privados destinado a construir una nueva ciudad en nuestra inmediata vecindad, en la zona de Río Luján, en jurisdicción del municipio de Campana. Pese a la escasez nada inocente de mayor información, se sabe que se trata de ocupar una superficie superior a las 1.000 hectáreas, con varios barrios privados y sus respectivas áreas de servicios, que también supondrá la modificación o ampliación de la actual red viaria. El megaproyecto está destinado a 40.000 personas, por supuesto que excluyentemente de clase media alta. Un imponente negocio inmobiliario de unos pocos, que transformará la vida de todos quienes vivimos en su vecindad.
El impacto en el medio natural será de enormes dimensiones; debe advertirse que los humedales sobre los que se construirá forman parte de un sistema que comprende una zona mucho mayor que la superficie a ocuparse y que su supresión provocará alteraciones sustantivas en la flora, la fauna, el paisaje y el régimen hídrico. Es decir, del entorno en que habitamos. Pero no es menor el que producirá en el aspecto sociológico.
Aquí se ha apostado en las últimas décadas a un modelo de crecimiento que por lo menos es muy cuestionable. Se ha entendido –tampoco en este caso inocentemente– que la proliferación de countries y barrios privados determinarían la prosperidad de la zona, planificándose el territorio en función de esa premisa. Pero los hechos demuestran que no ha sido así: la actividad económica local ha sido escasamente beneficiada y tampoco ha servido para generar puestos de trabajo que no sean los de personal de servicio no cualificado, que no son tantos ni por lo general regularizados. Los únicos prósperos han resultado ser los propietarios de inmobiliarias; algunos de ellos, casualmente, vinculados visiblemente al poder político y hoy defensores a ultranza de los nuevos emprendimientos.
Con independencia del tema jurisdiccional, es evidente que los vecinos de Los Cardales deberemos fijar una posición ante este nuevo avance de la «patria inmobiliaria». A la luz de lo sucedido hasta el presente en nuestro propio Partido, no se puede afirmar que el megaproyecto que traerá singulares beneficios al Municipio campanense –según lo manifiestan sus eufóricos funcionarios– contribuirá positivamente a mejorar nuestra calidad de vida, sino todo lo contrario. Por fortuna, la democracia permite imponer la voluntad de las mayorías y sin duda este es el momento para cuantificar la nuestra y hacernos oir.

Registro de Propiedad Intelectual Nro 485785 Ley 11.723

Todos los derechos reservados. Si se utilizan contenidos de esta publicación habrá que mencionar la fuente.

Noticias que llegan, información que queda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>