La Semana Ya

Indignados

Decrease Font Size Increase Font Size Text Size Print This Page


Resulta verdaderamente extraño observar cómo ciertas opiniones, que atesorábamos con un sesgo de orgullo, treinta años más tarde parecen y aparecen como un gran desacierto”, dijo Daniel, después que Freddy sirviera nuestra mesa en la tarde otoñal del Café de los Jueves. “Digo –continuó Daniel–, cómo aquellos que vimos ‘Solos en la madrugada’, la extraordinaria película española que aquí se proyecto allá por 1985, además de divertirnos y ensombrecernos con el personaje de José Sacristán, destacábamos el discurso que su personaje enuncia al final del film”. Luego de una pausa y dibujando en su rostro un gesto de duda, dijo: “No sé si todos la vieron o la recuerdan –Félix y Omar asintieron con un movimiento de cabeza–, pero ese enunciado que él hizo al final de su programa radial, que se emitía de madrugada, de allí el título de la película, hacía o pretendía hacer reflexionar a los españoles sobre cómo continuar la vida luego de cuarenta años de dictadura Franquista. Señala el personaje en ese texto, que aún conservo como una pieza oratoria de valor, que había que tomar la decisión de comenzar a hacer lo que nos hiciese mejor y dejar de mirar el pasado. ‘¡Tu, mujer! –teatralizó Daniel– Si quieres ir al cine y tú marido esta cansado y es tan aburrido como todos los maridos, pues deja de pelear por zonceras y ve tú. Y vos Manuel, que vives angustiado por qué no te decides ha asumir que eres un ‘marica’ y te gusta Rogelio, tú vecino, pues ve y díselo, y si no es él será otro, pero decide vivir, que después de todo la vida es muy corta’. Remata la alocución de aquel discurso final apelando a vivir mirando hacia el futuro. Y ciertamente durante más de veinte años, España, último orejón de Europa por entonces, ingresó al Mercado Común Europeo, previo haber aceptado ingresar, durante un gobierno socialista, a la OTAN y desistir, o casi, de sus reclamos por el Peñón de Gibraltar, para que su futuro fuera venturoso. Vino el afamado ‘destape’ y la prosperidad envuelta en créditos fáciles para comprar el indispensable piso, sinónimo de status, y el automóvil. Y más créditos para viajar contra el solo recibo de ingresos de nuestro trabajo. Y el horizonte fue entonces el paisaje maravilloso que todos soñaron, incluso fue el estímulo para que muchos de nosotros buscáramos ese destino cuando aquí todo iba para los ‘tomates’”. Daniel terminó de ingerir su alfajor, bebió un sorbo de café y continuó: “Luego de la transición de Suárez y el arribo de Felipe González, la democracia parlamentaria española tuvo hasta ahora doce años de gobierno socialista, con un intermezzo del gobierno de centro derecha de Aznar, que se derrumbó luego del ataque a la estación de Atocha, tres días antes de las elecciones nacionales, cuando quisieron atribuirle la emboscada a la ETA, solo como una especulación electoral que les salió mal. La crisis económica que comenzó en Estados Unidos con la pinchadura de la burbuja inmobiliaria continuó con Grecia, Irlanda, Islandia, Portugal y la misma España, pero increíblemente todos estos países aceptaron las recetas del FMI, con una pasividad pasmosa. Hoy los ‘indignados’ van ocupando espacio en toda Europa reclamando una mirada hacia el pasado para revisar las recetas de los organismo financieros internacionales que han fracasado toda vez que han sugerido algo. Miran por el espejo retrovisor y quieren saber el destino de los muertos por las manos del Franquismo y quieren justicia. Paradójicamente, no se trata de un viento de ética y moral la que ha empujado a estos manifestantes a las plazas madrileñas sino, y solo penosamente, el deterioro económico de un estándar de vida que creyeron habían logrado para siempre. Moraleja –dijo Daniel para finalizar su pensamiento–: nosotros hemos logrado revertir la cuesta y avizoramos futuros promisorios, pero no nos creamos nada y cada día comenzamos como si aún la cuesta estuviese por delante”.

Registro de Propiedad Intelectual Nro 485785 Ley 11.723

Todos los derechos reservados. Si se utilizan contenidos de esta publicación habrá que mencionar la fuente.

Noticias que llegan, información que queda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>