La Semana Ya

España, el mejor fue el campeón

Decrease Font Size Increase Font Size Text Size Print This Page

Por Francisco López
La Selección Española de fútbol se consagró campeona de la Copa del Mundo por primera vez en su historia tras vencer 1-0 en tiempo extra el pasado domingo a Holanda con un tanto de Andrés Iniesta a cuatro minutos del final.
La «furia roja» fue superior a lo largo del trámite y volvió a exhibir su claridad, estilo y buen manejo de pelota ante unos holandeses combativos y batalladores, algo que no habían mostrado en toda la Copa.
El partido decisivo, disputado en el Estadio Soccer City de Johannesburgo, fue el cuarto en definirse en la prórroga luego de empatar en los 90 minutos de juego; para encontrar antecedentes hay que remontarse a Italia 1934, Inglaterra 1966 y Argentina 1978.
España ratificó que llegó al torneo como favorita y pese a un mal comienzo –cayó 1 a 0 ante Suiza– logró sobreponerse y alzar la copa. Los dirigidos por Vicente del Bosque viven su momento de gloria e inscriben así su nombre en el trofeo más codiciado del fútbol. Para Holanda fue su tercera final perdida, tras Alemania 1974 y Argentina 1978.
A pesar de ser el campeón mundial menos goleador de todos los tiempos, porque marcó ocho goles en toda la competición, tuvo una defensa que se comportó a la altura de lo que ahora son: campeones del mundo. Los españoles sólo permitieron dos goles durante todo el Mundial, ambos en la fase de grupos. El mundo esperaba que el ataque español les diera la victoria a los ibéricos, pero fue la defensa la que mantuvo a todos sus rivales, en eliminación directa, sin posibilidades de hacer daño en su portería. Con baja efectividad en el área rival, un juego de circulación de pelota y una defensa casi invulnerable, fueron las razones para consagrarse como la mejor Selección del Mundo.
La ceremonia post consagración española entregó a los mejores del Mundial y allí Sudamérica tuvo su alegría, sobretodo el pueblo uruguayo, cuando los periodistas acreditados al torneo eligieron al delantero Diego Forlán como el mejor jugador del mundo, quien con cinco tantos fue uno de los goleadores de Sudáfrica junto con el holandés Sneijder y el español David
Villa.
Forlán fue uno de lo pocos que le tomó la mano (o el pie, se podría decir) a la Jabulani como nadie. Y fue premiado. La figura de Uruguay, que terminó cuarto en Sudáfrica tras caer en un increíble partido con Alemania por 3 a 2, se quedó con el Balón de Oro, mientras que el Balón de Plata fue para Sneijder y el de Bronce para Villa.
Por otro lado, el alemán Thomas Müller se quedó con el Premio Hyundai al mejor jugador joven de la competición. Además de quedar como goleador por la cantidad de asistencias, ya que en goles estaba igualado con Villa, Sneijder y Forlán, todos con cinco.
Se terminó un mundial en el cual España fue campeona por primera vez en su historia en un país africano que debutó como sede y que nos dejó el ensordecedor sonido de las vuvuzelas, la liviana pelota Jabulani y los pronósticos acertados del pulpo alemán Paul.

Registro de Propiedad Intelectual Nro 485785 Ley 11.723

Todos los derechos reservados. Si se utilizan contenidos de esta publicación habrá que mencionar la fuente.

Noticias que llegan, información que queda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>