La Semana Ya

El oficio de informar

Decrease Font Size Increase Font Size Text Size Print This Page

DIOGENES OPINALa dicotomía surgida entre el periodismo local o la prensa nacional data casi desde el nacimiento del oficio. Resulta de lo más dificultoso encontrar un espacio para superar la concentración y el poder de los medios masivos debido a la globalización que ha revolucionado las técnicas de comunicación y con ella sus tiempos de actualización.

Las herramientas con las que cuentan las corporaciones mediáticas, distan mucho de utilizadas por el periodismo local quien debe valerse de sus propios medios para la fabricar la información.

Los medios nacionales fueron evolucionando con los años a la par de la sociedad demandante de nuevas necesidades y métodos de comunicación, es entonces, donde la prensa local tiene la oportunidad de abrirse paso creando nichos informativos que se adecuen al área establecida formando una identidad acorde al contexto.

Lograr una imagen honesta y confiable en una comunidad puede ser uno de los tantos desafíos que enfrentan los locales, ya que se debe articular la información cercana, así como también la nacional que, directa o indirectamente, aboca a toda la población.

Con respecto a la labor periodística, y expresándonos con conocimiento de causa, se puede notar que la búsqueda de información y la investigación suelen ser las actividades más dificultosas del oficio. Nuestras armas a menudo gacetillas oficiales, y fuentes cercanas que nos informen sobre un hecho o acontecimiento en particular, pero cuando algún eslabón de la cadena falla, muchas veces la profesión queda desnuda ante el hermetismo o la desidia de quienes tienen el deber de comunicar.

El periodismo que ejercemos se puede describir como el más primitivo, ya que no se cuenta con una agencia de prensa que envíe cables informativos para la posterior producción de notas, nuestra actividad se ve regulada por la propia voluntad y oficio de quien escriba.

Quizá, una de las desatinos más recurrentes que podemos observar en el partido, es el desaire de organismos de prensa oficiales, que no logran demostrar un interés genuino frente a la divulgación de la información, obligando a medios locales a convertirse en sus propias agencia de prensa y, en muchos casos, colaborando entre sí.

Es comprensible, identificando esta problemática, que los pedidos de comunicación por parte de la población reverberen con tanto ímpetu.

Por otra parte, si bien la prensa oficial tiene una identidad y una postura claramente delatada, es menester que se pose mayor atención sobre la circulación informativa en cuestiones de interés común a la comunidad, obviando por un momento la función de vocero oficial, para una mejor cultivación de la sociedad y para un ejercicio correcto del periodismo.

Por Diogenes.

Registro de Propiedad Intelectual Nro 485785 Ley 11.723

Todos los derechos reservados. Si se utilizan contenidos de esta publicación habrá que mencionar la fuente.

Noticias que llegan, información que queda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>