La Semana Ya
No Comments

El “caso Manzanares” llegó a los medios nacionales

Decrease Font Size Increase Font Size Text Size Print This Page

20140506-183224.jpg

C5N se hizo eco de una publicación de La Semana en torno a la muerte de una mujer, en Los Cardales. Los familiares María Cristina Manzanares afirman que no se ahogó en una pileta, sino que fue asesinada. El hecho fue abordado el sábado último por los periodistas Mauro Szeta y Paulo Kablan. En el informe televisivo se analizaron las inconexiones de la causa y las llamativas actitudes de los protagonistas de la investigación.

Los periodistas Mauro Szeta y Paulo Kablan abordaron el pasado sábado los detalles de la muerte de María Cristina Manzanares, la mujer que apareciera muerta, en una pileta, el pasado 1º de febrero, en extrañas circunstancias.
De esta manera C5N se hizo eco de una primicia de La Semana, cuando en la edición del 8 de ese mes se publicó una nota bajo el título “Surgen dudas en la muerte de una vecina de Los Cardales”, y donde se dan detalles de las inconsistencias del caso.
Con el testimonio de los hijos de la víctima, Szeta y Kablan recorrieron punto por punto y el suceso que se produjo en las primeras horas del 1º de febrero, en una casaquinta de la calle Entre Ríos, en Los Cardales, y que conmocionó a todo el distrito.
En el envío, los periodistas de C5N ponderaron el trabajo de La Semana como único medio que le dio trascendencia al hecho, y que se animó a publicar las contradicciones que existen en la causa, y que no fueron aclaradas hasta el momento.
El informe, que se emitió como “El misterio de la pileta”, contó con la participación de tres familiares directos de María Cristina Manzanares, quienes aportaron numerosos datos sobre el hecho e insistieron en la hipótesis del asesinato.

Las dudas

En diálogo con los periodistas, los familiares relataron en orden cronológico la sucesión de hechos de ese día de febrero, a lo que sumaron las sospechas por la seguidilla de agujeros negros que presenta la causa.
En tal sentido hicieron mención a las lesiones que presentaba el cuerpo de Manzanares y que no parecen haber despertado la más mínima inquietud de las autoridades judiciales que intervienen en la causa.
El cuerpo fue hallado semisdenudo, en el interior de una pileta, y el causal de la muerte fue determinado en la autopsia, como “muerte por asfixia por inmersión”, aunque la víctima sabía nadar a la perfección. Incluso ese día se había desatado una tormenta de proporciones, lo que alejaría aun más las posibilidades de que la mujer hubiera elegido la madrugada para ir a nadar.
A esto se le suma un raspón en la mano izquierda, un golpe en la espalda y otro en la frente, a lo que deben agregarse una serie de lesiones en uno de sus muslos, como una posible señal de arrastre, agregaron sus familiares.
Para sumar más dudas, los hijos de María Cristina Manzanares denunciaron la desaparición de la única remera que tenía la mujer al momento de la muerte, como así también las muestras de sangre que se hicieron al momento del hallazgo.

Sospechoso

Para la familia, el principal sospechoso del hipotético crimen es el dueño de la finca en donde María Cristina Manzanares alquilaba. Incluso denunciaron en C5N que la víctima venía siendo acosada desde semanas previas al hecho.
Según hicieron saber los hijos de la víctima, el comportamiento de asedio del dueño del lugar habría comenzado luego de los primeros meses de alquiler, y hasta habría testigos de tal situación.
En ese sentido citaron el comentario de uno de los nietos de la mujer muerta, que habría escuchado algunos improperios por parte del individuo, sobre el que arrojaron sospechas de un posible encubrimiento judicial.
“Todo es sospechoso. Lo primero que hizo el ayudante del fiscal el día que hallaron muerta a mi madre fue encerrarse por 40 minutos a solas con el dueño de la casa”, dijo uno de los hijos de María Cristina Manzanares.
Incluso agregó: “Luego de esa reunión pasó por la pileta, miró el cadáver de mi madre y volvió a encerrarse, en este caso con el forense, incluso ordenando a los testigos a que se retiraran”.
A cuatro meses del hecho la causa sigue casi sin novedades y el fiscal Camilo Quiroga no parece, al menos por ahora, dispuesto a tomar decisiones de fondo, que impliquen la detención de algún posible sospechoso en el marco de esta causa, tal como pretende la familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>