La Semana Ya

Anomia

Decrease Font Size Increase Font Size Text Size Print This Page

Al cabo de una semana plagada de episodios que han sacudido a la opinión pública por su extrema gravedad, nos quedamos con la ingrata sensación de estar viviendo en un país que padece una severa anomia (ausencia de la ley), que podría parangonarse a la etapa pre-alberdiana. El ilustre autor de «Bases y Puntos de Partida para la Organización Política de la República Argentina», la obra que inspiró la Constitución de 1853, sostenía que «El Gobierno es una necesidad de la civilización, porque es instituido para dar a cada gobernado la seguridad de su vida y de su propiedad. Esta seguridad se llama y es la libertad». Si Alberdi hubiera leído los diarios esta semana, seguramente dudaría que alguien lo hubiera escuchado.
En el norte santafesino una combi con 19 pasajeros (su capacidad permitida era de 16), conducida por alguien sin habilitación para transportarlos, embistió en la Ruta nacional Nº 11 a un vetusto camión sin luces que arrastraba un carro cargado de caña de azúcar (lo que está prohibido) y que manejaba un conductor ebrio: once muertos, varios heridos y una comunidad desolada, Villa Guillermina, de la que eran vecinos.
En estos días un organismo del Estado, el INDEC, volvió a mentir tal como lo hace cada mes sobre el índice de precios de los artículos y servicios de consumo, por expresa disposición de un funcionario que ha decidido que los equivocados somos quienes los consumimos y padecemos una espiral inflacionaria que no registran sus estadísticas.
Los docentes porteños también
decidieron que no fueron suficientes los paros realizados por los alumnos en defensa de la escuela pública y sumaron sus dos días de huelga para que de ninguna manera se puedan cumplir los 180 días anuales de clases que prescriben las disposiciones vigentes.
Resultó prácticamente imposible llevar la cuenta de los cortes piqueteros, manifestaciones de distinta índole e idéntica metodología y espontáneas concentraciones reivindicativas, lúdicas o festivas protagonizadas por grupúsculos de variado pelaje, que interrumpieron la libre circulación de los ciudadanos y el normal cumplimiento de sus obligaciones laborales, derechos consagrados en el artículo 14 del texto constitucional.
El martes, celebrándose ante el Palacio de Justicia un acto teóricamente convocado para apoyar la Ley de Medios, la titular de las Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, pronunció una encendida arenga en la que comenzó por insultar a los miembros de la Corte Suprema de Justicia, los acusó de corruptos al servicio de las corporaciones y de cómplices de la dictadura, para concluir exhortando a la multitud a tomar el Palacio de Justicia en caso de no pronunciarse el más alto tribunal de la República a favor de lo que ella y buena parte de la sociedad argentina reclamamos.
Podemos soslayar en esta enumeración otros hechos de parecida trascendencia, pero no es del caso abrumar. Bastan para ejemplificar la anomia en que estamos inmersos. Porque todo lo que hemos referido supone el quebrantamiento de la ley, pero permaneciendo impunes sus responsables. De poco sirve la ley impresa sino se aplica. Y lo que es peor: sin que nadie lo denuncie con el debido énfasis por temor a ser catalogado de enemigo de las libertades públicas o de las causas populares.
Después de casi 150 años, bueno será volver a las fuentes, so pena de desaparecer como comunidad organizada y democrática. Una vez más nuestros representantes en la administración de la «cosa pública» deben releer a Juan Bautista Alberdi, a quien suelen exaltar en sus discursos: «La democracia es la libertad constituida en gobierno, pues el verdadero gobierno no es más ni menos que la libertad organizada».
Queremos vivir libres; la ausencia de la ley es todo lo contrario.

Registro de Propiedad Intelectual Nro 485785 Ley 11.723

Todos los derechos reservados. Si se utilizan contenidos de esta publicación habrá que mencionar la fuente.

Noticias que llegan, información que queda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>