La Semana Ya

A río revuelto…

Decrease Font Size Increase Font Size Text Size Print This Page


Por Damián Duarte

La aparición de Eduardo Duhalde en la escena política, con sus miras apuntando a Néstor Kirchner, parece fomentar la tensión dentro del aparato pejotista. Según el discurso de quien fuera presidente en 2002, la ola de votos en la provincia de Buenos Aires en contra del actual titular del Partido Justicialista, lo transportarían sin escala a la presidencia de dicho aparato, desde donde tendría mejor perspectiva de ataque hacia la Casa Rosada.

Con respecto a este arribo duhaldista, el periodista y locutor, Marcelo Bartolomé, en un dialogo para La Semana analiza la situación y afirma que esta aparición no significaría, en principio, un obstáculo mayor para la interna del PJ, y que “hay un incipiente trabajo de reagrupamiento de las fuerzas kirchneristas dentro del esquema pejotista que, aunque sin fuerza para brindarle la dominación total del partido, puede alcanzarle para construir una cuota de poder que había perdido y que sería que desde allí retome el proyecto transversal de 2003-2006”.

En cuando a la figura del caudillo bonaerense, agrega que “pese a lo siniestro de la cuestión, su irrupción pondría blanco sobre negro un cuenta todavía no saldada puertas adentro del partido, que tiene que ver con el papel que jugó y sigue jugando un sector del PJ con los factores de poder que embisten contra este gobierno: sectores relacionados con la derecha mas recalcitrante, la iglesia, militares prodictadura, Cecilia Pando, ley de amnistía, y demás. Solo aglutinaría a esos personajes con los del PJ más conservador, pero difícilmente alcance para construir un proyecto político que cale hondo en la sociedad como para alzarse con el poder.”

Sin duda, las criticas proveniente de la izquierda, encarnada por “Pino” Solanas, entre otros, ha favorecido de algún modo a estas reapariciones. Bartolomé, desde su perspectiva observa que “la izquierda, como tal, esta desmembrada. No tiene incidencia política. Y los sectores progresistas, equiparables a una izquierda nacional y popular, a excepción de algunas agrupaciones afines al gobierno, o navegan en la ambigüedad rayana en la cobardía  o terminan siendo funcionales al  rejunte opositor destituyente”.

Aunque resulte obvio, definitivamente el poder mediático, en su mayoría opositor, colabora desde su posición dando cierto apoyo a estas situaciones, “es la herramienta con la que cuentan hoy día esos sectores empecinados en destituir al actual gobierno”, afirma el periodista, y continúa “el poder mediático es el que procura mediante sus mensajes contenidos en un discurso masificado, unificado,  la construcción de una realidad virtual que les quepa como anillo al dedo a esos sectores autodenominados opositores, porque saben que de otro modo no tendrían repercusión alguna”.

De todos modos, para Bartolomé, los últimos episodios en el congreso dejan ver que desde ese mismo poder comenzaron a salir algunas tibias críticas al “desmanejo” y la falta de estrategia que les permita ganar algún terreno, y agrega que esto le lleva a pensar que, aunque pueda sonar contradictorio, “esas mismas críticas comenzaran a escucharse de parte de un sector de la sociedad que creyó ver en ese amasijo heterogéneo una alternativa que en realidad nunca existió”.

Registro de Propiedad Intelectual Nro 485785 Ley 11.723

Todos los derechos reservados. Si se utilizan contenidos de esta publicación habrá que mencionar la fuente.

Noticias que llegan, información que queda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>