Ad
Ad
Ad
Politica

Fin de una etapa: Adrián Sánchez se va, y asume Diego Nanni

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

El intendente dejará su cargo en los próximos días, luego de décadas de trabajo en la función pública. Volverá a la actividad privada, pero reconoció que podría volver a postularse, aunque en otro momento. En una nota exclusiva para 4Semanas, dejó consejos para Nanni, analizó los logros alcanzados y las deudas pendientes.

¿Cómo imagina el 11 de diciembre?

No me lo imagino. Pienso que tendré que enfrentar un vacío y nostalgia común para quien estuvo tantos años en la función pública. Vengo preparándome hace tiempo para estar lo mejor posible para ese momento, y para reinsertarme en mi actividad privada, a la que he abandonado un poco como consecuencia de mi actividad pública.

¿Piensa tomar un descanso?

No creo. Pienso dedicarle más tiempo a mi familia, al cuidado de mi saludo y al estudio de proyectos privados para volcarlos a mi actividad. Esto tiene que ver con mi personalidad, que no puede estar quieta, y que necesita de proyectos todo el tiempo.

¿Cuánto tiempo lleva en la gestión? ¿Qué camino hizo?

Asumí en 1991 como secretario de gobierno de Bozzani, hasta el 95. Luego desde ese año al 99 fui concejal. En el 99 y hasta el 2000 fui concejal y presidente del HCD. En ese año asumí como intendente hasta el 2003. Luego volví a la actividad privada hasta el 2009. En ese año, en plena crisis del campo, encabecé una vez más la lista que resultó ganadora, y volví a asumir como concejal y presidente del Concejo, hasta el 2011. Allí me postulé como candidato a intendente, ganando la elección con un 62 por ciento, y quedándome con las seis bancas en juego. Finalmente, en 2015 renové otro mandato, que el 10 de diciembre finalizo.

Visto ese recorrido, ¿fue una decisión acertada la política?

La sensación que me queda y me llevaré, es que fue una decisión difícil pero acertada en su momento, que me hizo cambiar el camino de mi vida. Haber elegido el servicio público y priorizar la vocación de servicio a mi pueblo fue sin dudas el paso más importante de mi persona. Lo volvería a elegir sin dudas.

¿Fin de recorrido? ¿O 2019 es una parada técnica?  

(Risas) Creo que podría volver a ser candidato, aunque no en este momento. Quienes pasamos por la función pública, nos retiramos de la gestión activa, pero dentro nuestro siempre queda la luz encendida. Sólo el destino dirá donde me encontrará el día de mañana. Pero por ahora estoy al servicio de Diego para lo que él necesite, disponible para contarle de mi experiencia, en caso que él considere necesario.

¿Cuál es, después de varios años al frente de la gestión, la obra más importante que deja al distrito?

Creo que la obra más importante de la historia del distrito es la de la defensa costera y saneamiento hidráulico del Arroyo de la Cruz, incluyendo la apertura del terraplén del FFCC Mitre, que le pone punto final a las inundaciones en la zona ribereña del arroyo. A eso se le suman numerosos trabajos hidráulicos en el distrito, que son complementarios de estos trabajos. Me queda también el orgullo de haber gestionado ocho escuelas y haber logrado la construcción de cuatro de ellas. Las restantes están, una en proceso de construcción, y tres licitadas y adjudicadas, aunque virtualmente paradas por la crisis de la economía nacional. En seguridad triplicamos la cantidad de hombres y cámaras, que hacen que nuestro distrito sea todos los días un poco más seguro. A eso se le suma la construcción del nuevo Centro de Atención al Vecino, que funciona en el edificio contiguo al tanque de agua, en Capilla del Señor.

¿Y el Hospital?

¡Sin dudas! Es necesario resaltar el trabajo hecho en Salud Pública, lo que pone de relieve que las políticas sanitarias están más allá de los gobiernos. Hace desde la gestión de Ricardo Bozzani que venimos ampliando y fortaleciendo el sistema de salud, y no hemos parado nunca. Además de nuevos CAP’s, el Hospital San José cuenta hoy con servicios que eran impensados en otros años, como hemodinamia, y servicios de diagnósticos como el resonador magnético. A eso se le debe sumar los nuevos quirófanos, habitaciones y consultorios.

Hablando de política, parece haber mantenido buen diálogo con todos los sectores

Mi base y antecedentes me ubican en el vecinalismo, y de eso no hay dudas. No obstante, como consecuencia de mi trabajo al frente de la intendencia, he mantenido un vínculo sano y de diálogo con distintos representantes de todos los partidos. Hoy puedo decir que tengo conocidos en el gobierno saliente y el entrante. Creo que en este proceso que vive el país, es sano y reconfortante saber que las relaciones son buenas. La política no tiene que dividir, sino ayudarnos a encontrar puntos de contacto para resolver los problemas de la gente.

¿Y con qué deuda pendiente se va?

Quizá mi principal deuda personal es la imposibilidad de desarrollar un proyecto de viviendas. Cuando estábamos encaminados, se cruzó una crisis nacional sin precedentes que dejó a todos los municipios sin las herramientas financieras para llevarlo a cabo. Deseo fervientemente que Diego tenga mejor escenario, y que ese objetivo se pueda cumplir.

 ¿Algún consejo para los que vienen? ¿Qué le diría a Diego Nanni?

Que profundice la comunicación con sus funcionarios, y esté atento a los programas provinciales y nacionales que son para los municipios. Le recomendaría que esté abierto a escuchar a todos, y en especial a los que hemos pasado por esta responsabilidad.

Escribe un comentario