Ad
Ad
Ad
Información general

Nuevo rechazo del HCD a la habitabilidad del barrio Molino Blanco

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

El Concejo Deliberante sigue sin autorizar la construcción de viviendas en ese lugar. Argumentaron que es inminente una resolución judicial pendiente, que destrabaría la cuestión. Sorpresiva negativa de UC y parte del FR.

El Concejo Deliberante volvió a rechazar la posibilidad de construcción de viviendas unifamiliares en el barrio Molino Blanco, con quien mantiene un histórico conflicto que aún no se resuelve y que tiene en vilo a un puñado de familias que quieren radicarse en ese lugar.

La iniciativa fue motorizada por el bloque de Cambiemos, que tiene al tema como caballito de batalla dentro del HCD, y planteaba dos premisas concretas: Permitir la habitabilidad del sector, y condonar la deuda de los propietarios que compraron allí, pero que nunca pudieron construir.

El proyecto no prosperó. Finalmente, el Concejo decidió rechazar el proyecto, con el voto de la mayoría y la sorpresiva negativa de Pablo Módena, del Frente Renovador, y los concejales de Unidad Ciudadana, quienes incluso tienen dentro de sus filas a militantes alcanzados por la problemática de Molino Blanco.

El argumento para el rechazo fue que se aguarda un fallo judicial inminente, que podría destrabar la situación y sentenciar sobre la habitabilidad del sector, sin que sea el Concejo Deliberante el que tenga que tomar la decisión de fondo. Por ahora, los vecinos deberán seguir esperando.

 

La historia

 

El loteo Molino Blanco se remonta varias décadas en el tiempo, y nació como una propuesta inmobiliaria del empresario Eduardo Helguera. Con 1200 lotes, es uno de los barrios más grandes del distrito y de mayor demanda de infraestructura de servicios.

Allí radica el problema: Según denuncian desde el municipio, Helguera no estaría dispuesto a invertir en obras como la apertura de calles, el sistema hidráulico para el escurrimiento de agua de lluvia y otras similares, que permitan la habitabilidad del sector.

Ya en 2016 el secretario de Gobierno Diego Nanni había advertido: “El municipio no está dispuesto a invertir en la infraestructura que falta en el barrio para que Helguera haga un negocio sideral”, y tal posición parece mantenerse.

Sin embargo, un sector de la oposición no cree en ese argumento y asegura que la relación del municipio con Helguera es más fluida de lo que parece. De hecho, al empresario se lo eximió de algunas Tasas cuando cedió sus terrenos para el obrador de la Ruta 8, a cambio que la constructora hiciera algunos asfaltos en el distrito.

 

Escribe un comentario