Ad
Ad
Ad
Información general

El resonador magnético “es una venta a la vida”

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

Silvia P. vive en Los Cardales y en 2015 sintió una molestia en uno de sus pechos. “Cáncer”, dijo el médico de su obra social. Un resonador permitió establecer el tratamiento correcto, a partir de las imágenes.

Silvia P. vive en Los Cardales. Tiene 55 años y en 2015 comenzó a sentir una molestia en uno de sus pechos, sobre todo al notar que había una pequeña “bolita” que se encontraba alojada en el costado izquierdo del tejido mamario derecho.

La mujer sabía de batallas de toda naturaleza: Había tenido a sus dos hijos de parto natural, la peleaba con el dinero y hasta ayudó a construir su casa con sus propias manos, en el marco de un proyecto familiar que había comenzado años antes.

Sin embargo, no estaba preparada para la notica que el médico guardaba para ella: “Cáncer, y hay que actuar rápido”, dijo el profesional que la atendió en su obra social. La novedad sonó como un mazazo en su cabeza, que se proyectó como una sombra negra en toda su casa.

El médico le había explicado que el diagnóstico era el correcto, pero que hacía falta un estudio más específico, para determinar la ubicación del nódulo y el tratamiento que debía seguirse: Una resonancia era lo correcto, pero no resultaba fácil de conseguir.
Era el 2015 y la economía comenzaba a presentar dificultades. Las obras sociales retaceaban esa prestación y eran pocos los equipos en la región, además de la obligación de completar numerosos trámites con el tiempo jugando en su contra.

Finalmente, Silvia P. decidió que su salud era primero: La familia decidió vender una moto y pagar el estudio en un centro privado. Así, su médico pudo acceder a información privilegiada sobre el estado de su enfermedad, el avance y, sobre todo, el tratamiento adecuado.

Pasaron más de tres años y Silvia se recuperó por completo, pero no deja de repetir que “el resonador magnético representó una ventana a la vida para mí”, porque “permitió que el médico pudiera trabajar con información adecuada sobre lo que estaba pasando en mi cuerpo”.

El nuevo resonador el Hospital San José permite, entre otros estudios, el análisis del tejido blando y óseo de cada paciente, con una precisión que no brindan aparatos como el tomógrafo, que no suelen ser tan específicos en ese tipo de diagnósticos.

La “ventana a la vida” que Silvia P. comentó en exclusiva para La Semana estará operativa en los próximos días, y seguramente representará un salto hacia adelante en la calidad de la salud pública del distrito, y de la región.

 

Detección temprana

El cáncer de mama es un importante problema de salud en las mujeres, su detección temprana es de suma importancia. La resonancia magnética de mama proporciona información de las características físicas y funcionales de los tejidos, que son útiles para diferenciar lesiones benignas de malignas.

La resonancia con contraste es útil para el diagnóstico de los tumores pequeños en mamas densas, proporciona información estructural y de parámetros cinéticos para mejorar la especificidad en el diagnóstico de lesiones benignas y malignas. Es una modalidad útil para la información preoperatoria, para seguir la respuesta a la quimioterapia, detectar nódulos pequeños en mujeres de alto riesgo.

Escribe un comentario