Ad
Ad
Ad
Deportes

Sarri va en ascenso y quiere el bicampeonato

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

Tras perderse algunas fechas del arranque del campeonato argentino, ha conseguido grandes resultados en las últimas fechas y quiere repetir el título del año pasado. Además, busca su primer triunfo en el Gran Premio Nacional.

 

A los 78 años, Pedro Sarri sigue acumulando galardones y su presente deportivo es más dulce que nunca. Es que el experimentado piloto local es el actual campeón argentino de la disciplina GPA automovilismo de regularidad y tras un inicio de año con interrupciones, viene en alza y con el objetivo de repetir.

“Estoy realmente bien. Hice un paréntesis al principio del año porque me iba a operar (finalmente lo postergó) pero ahora estoy a full”, le contó a La Semana, pocas semanas después de haberse coronado en la vuelta de Azul y recién llegado de Uruguay, donde participó del Premio “Centenario”.

En 2017, Sarri se consagró campeón argentino ganando todas las carreras del calendario, pero aún tiene una deuda pendiente y es la de ganar el Gran Premio Histórico Nacional, al que denomina como “el objetivo máximo de todos los que hacemos esto”.

Como arrancó el certamen más tarde que los demás, Pedro dio algo de ventaja y por eso marcha 2° en el campeonato, pero se tiene toda la fe para conseguir el bicampeonato. “Creo que voy a repuntar. Quedan tres carreras y me tengo toda la fe. Mi rival es duro, corre con un profesional, pero me parece que le gano”, arriesgó.

La próxima competencia está pautada para el 26 de este mes y serán los 500 kilómetros de Arrecifes, en octubre llegará el Gran Premio Histórico y el año culminará con la tradicional vuelta de la provincia de Buenos Aires.

Más allá de la posibilidad de repetir la coronación, la gran meta de Sarri pasa por la posibilidad de celebrar la demorada victoria en el Gran Premio, que este año tendrá una extensión acotada debido a los problemas económicos del país. “La carrera tendrá 2160 kilómetros, pero casi 2000 kilómetros menos, una etapa menos y no habrá día de descanso. Igual, es el Gran Premio y todos lo queremos ganar”, precisó. Y tiró: “estoy esperanzado en que se pueda lograr la victoria porque andamos bien”.

En el campeonato nacional, Sarri, que es navegado por Alberto Cotella, compite con su coupe Ford modelo 1938 pero también tiene un Peugeot y un Falcon, con los que participa en otras pruebas. “Pero la coupe es la coupe. Es un sentimiento y este año el ACA la uso para la promoción del Gran Premio, es un gran orgullo para mí”, remarcó.

Tras la charla con La Semana, Sarri partía rumbo a Mendoza para “buscar fierros para la coupe”. Y cree que esa dedicación es uno de los secretos del éxito: “entre carrera y carrera no le hago mucho, solo lo repasamos. El taller lo tengo atrás de mi casa, es mi consultorio psiquiátrico y cuando se complica más allá de mi alcance, lo llamo a Alberto que es mecánico”.

Escribe un comentario