Ad
Ad
Ad
Politica

Prorrogan la eliminación de Tasas, y el municipio aguarda una señal

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

Las autoridades municipales aguardan una señal del gobierno bonaerense para entender qué hacer con las empresas prestadoras de servicios de electricidad, en este caso Eden y Cepral, respecto del cobro de una Tasa del 6,2 por ciento.

Se trata de un porcentaje que la Legislatura decidió quitar de las facturas para hacer más liviano el costo mensual que representa el pago de cada boleta, sobre todo después de los sucesivos tarifazos.

El dinero que se cobraba por ese porcentual, se distribuía luego en los municipios atendiendo variables como la extensión de la red, en otros casos el uso de postes, o simplemente el uso del espacio aéreo de cada localidad.

Luego del cambio, y en el mismo texto, los legisladores habilitaron a los municipios a cobrar una Tasa a esas empresas de hasta el 6,2 por ciento, para evitar que se quedaran sin recursos para prestar servicios esenciales, como recolección de residuos o alumbrado público.

La situación obligó aquí, y en otros distritos, a introducir cambios en la Ordenanza Fiscal vigente, a fin de no quedar “descalzados” de fondos, desde el momento que dejara de regir una norma y comenzara a regir la nueva Tasa.

“En nuestro distrito el porcentaje representa 2,2 millones de pesos mensuales, que se usan para dar servicios a los vecinos, incluyendo los de Salud, en el Hospital San José y en las salas periféricas.

 

Marcha atrás

 

Pero cuando en Exaltación de la Cruz se avanzaba en la redacción de un nuevo cuadro Fiscal que permitiera el cobro del 6,2 por ciento a las empresas prestadoras de electricidad, y una Tasa similar a las de gas y agua, llegó la novedad: Había que pararlo.

Es que la gobernadora María Eugenia Vidal oficializó el pasado lunes la prórroga para la eliminación de las tasas de las boletas de luz hasta enero de 2019, tras las quejas de los intendentes, preocupados por la merma en la recaudación.

Las primeras señales las dio Vidal en una recorrida por Chivilcoy, cuando hizo saber que la resolución del Organismo de Control de Energía Eléctrica de la provincia de Buenos Aires (Oceba), que prohibía a los jefes comunales cobrar tasas municipales en las boletas de servicio eléctrico, iba a quedar postergada hasta enero.

Luego, a través de la publicación en el Boletín Oficial, se estableció que “el 1 de enero de 2019, como la fecha de efectiva aplicación, por parte de los distribuidores provinciales y municipales, de lo dispuesto en el artículo 2 de la Resolución Oceba Nº 0167/18”.

La decisión de Vidal fue tomada a partir de la recepción de presentaciones de distribuidores municipales y de Municipios, solicitando que “se considere el otorgamiento de un plazo para la efectiva implementación de los alcances de la citada resolución”.

Fueron varios los jefes comunales que se opusieron a la resolución del Oceba, no sólo de la oposición, sino también dentro de Cambiemos. Uno de los primeros en pedir una prórroga fue el radical Miguel Lunghi, de Tandil, a quien luego se le sumaron varios alcaldes peronistas.

“Que, en tal sentido, y en el entendimiento que el cumplimiento de la medida implica para los Municipios modificaciones en sus sistemas de recaudación y cobro y, para los distribuidores municipales, la correspondiente solicitud de autorización ante este Organismo de Control así como la adaptación de sus sistemas de facturación que permitan el cumplimiento de los recaudos legales”, reza la nueva resolución.

Escribe un comentario