Ad
Ad
Ad
Politica y Actualidad

Finalmente quedó aprobada la rendición de cuentas 2017

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

El Concejo Deliberante dio el visto bueno para el expediente que detalla los gastos de ese año. Ahora el material será girado al Tribunal de Cuentas de la Provincia. Se aprobó con los votos del PJ y de Unidad Ciudadana. Frente Renovador se abstuvo. Cambiemos votó en contra. La oposición objetó gastos en combustibles, insumos hospitalarios, entre otros ítems.

Finalmente y luego de más de dos horas de discusión, el Concejo Deliberante de Exaltación de la Cruz aprobó por mayoría la Rendición de Cuentas 2017, que ahora será girada al Tribunal de Cuentas de la Provincia de Buenos Aires.

El material llegó al HCD hace varias semanas y fue analizado minuciosamente por los concejales de todas las bancas, que finalmente se expresaron el pasado martes: Con siete votos del PJ y Unidad Ciudadana, el expediente quedó aprobado.

Por su parte y en materia de votación, los concejales del Frente Renovador decidieron abstenerse en la votación, mientras que los ediles de Cambiemos votaron en contra del despacho que finalmente se aprobó.

La sesión comenzó pasadas las 20 y una de las quejas que La Semana pudo recoger tuvo que ver con la falta de puntualidad, dado que el encuentro estaba citado para las 19:30 de ese día.

Al recinto habían llegado dos despachos de comisión: Uno por parte de Cambiemos, en donde se recomendaba rechazar la Rendición de Cuentas, y otro por parte del oficialismo, en el sentido contrario.

Finalmente y luego de una prolongada discusión, se aprobó el despacho impulsado por el oficialismo, que contó con los votos de Martín David, Martín Faure (en reemplazo de María Luz Bozzani), Emanuel Martínez, Andrea Melo, Norma Santillán, Leonardo Stanicia y Martín Real Sala.

En el Frente Renovador se abstuvieron Gallo y Módena, mientras que en Cambiemos, votaron en contra González, Herling y el presidente del Concejo Deliberante, Raúl Sancho.

El debate

El debate por la Rendición de Cuentas 2017 comenzó luego de la lectura y aprobación de otros temas que tenía el orden del día, no sin antes una serie de chicanas que incluyeron al oficialista Martín David y el representante de Cambiemos, Ariel Herling.

El principal cuestionamiento por parte de la oposición es, una vez más, la cuestión de los proveedores, en particular la compra del combustible que usan máquinas, móviles policiales y autos municipales.

Las críticas guardaron relación con la compra directa a tres empresas que operan en el distrito, y la falta de llamado a licitación. Además, se criticó el precio minorista que paga el municipio, cuando a entender de la oposición debería haber un precio especial por el volumen de compra.

En su defensa, el oficialismo argumentó que no hay proveedores de combustibles en la zona, y que es imposible mover la maquinaria municipal o los móviles para comprar en otros distritos.

En la misma sintonía se criticó la compra de insumos hospitalarios y medicamentos de manera segmentada, y no en un único llamado a licitación. En ese sentido los concejales oficialistas explicaron que es imposible comprar todo de una vez.

“Es imposible saber con un año de anticipación cuántas personas se van a enfermar y de qué se van a enfermar”, chicaneó el concejal Martín David a la hora de explicar tal decisión.

Por su parte, el oficialismo aprovechó el debate para espetarle a Cambiemos los gastos que viene soportando el municipio como consecuencia de la decisión de la Provincia de no enviar recursos.

“Nos vienen a plantear la cuestión del combustible pero nadie de ustedes (refiriendo a Cambiemos) se hace cargo de los 550 mil pesos que tienen que poner los vecinos, porque el gobierno provincial no manda ni para nafta de los móviles”, lanzó Martín David.

Luego de más de dos horas de debate, el expediente quedó aprobado y será girado ahora al Tribunal de Cuentas de la Provincia, para su análisis. Según pudo saber La Semana, dicho tribunal se expidió el martes sobre los gastos municipales del 2016, sin detectar anomalías que merecieran la aplicación de cargos.

Escribe un comentario